31ª Edición

2003

FEDERICO FELLINI.
Dibujos 1930-1970

Producción : Fondazione Federico Fellini
Organiza :
Istituto Italiano di Cultura. Madrid
Festival de Cine de Huesca
Diputación de Huesca

Dibujos originales de Fellini. 50 dibujos y 11 caricaturas. 1930-1970

Federico Fellini (1920-1993) es conocido como director de cine por filmes como: Amarcord, Las noches de Cabiria, La dolce vita, Roma, El Satiricón, y un largo etcétera. Pero lo que quizá mucho público no sepa, es que Fellini, antes de entrar en el mundo del cine, ejerció como dibujante y periodista. En esta exposición se muestra su faceta de dibujante en tres etapas: de joven, con sus caricaturas de actores; en la mitad de los años 50 y principios de los 60 con los dibujos que pertenecen a la serie 8 1/2 y finalmente divagazioni erotiche. Ejemplos de cómo el dibujo ha estado siempre presente en la vida de Fellini, él mismo cuenta como desde pequeño se pasaba horas pintando con colorines y tizas sobre cualquier superficie blanca. Para él era como un reflejo condicionado, una manía que le llevó hasta el punto de pensar en ser pintor. Los dibujos y "garabatos" fueron compañeros fieles a lo largo de su vida. La primera parte de la exposición muestra caricaturas hechas con 18 años, a finales de los años 30, firmadas con el seudónimo de Fellas. Procedente de Rimini a su llegada a Roma en los años 30 deambulaba por restaurantes de la ciudad haciendo sus dibujos y caricaturas a cambio de alguna invitación a comer hasta que fue botones en la redacción del periódico Il Popolo. Posteriormente se presentó con sus chistes en las oficinas del semanario de humor Marc’Aurelio y también lo hizo en el 420 otra revista satírica, siendo contratado en ambas. A partir de los 50 e iniciada su carrera como director cinematográfico, aprovecha esa facilidad del dibujo para ir perfilando los personajes de sus películas. A esta etapa pertenece la segunda parte de nuestra muestra formada por los llamados dibujos eróticos. En estos dibujos la trasgresión felliniana es más explícita debido la libertad con que se hacen. No son dibujos preparatorios de filmes. Nuestra mirada  no tiene que ir dirigida a identificarlos con los personajes de sus películas, sino a ver en ellos una vía de adentrarse en el universo creativo felliniano. La última parte de la exposición recoge lo que se ha llamado Divagaciones Eróticas, un tema muy querido por él y donde su fantasía no tiene límites. Son un vivo ejemplo de la fascinación del autor por el mundo interno, por el subconsciente y por sus múltiples interpretaciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario